Las plantillas ortopédicas tienen como principal función es la de corregir o aliviar algunas afecciones o deformidades del pie, mejorar la calidad de vida de quien las usa y ayudarlos a caminar sin molestias o dolor. 

En caso de sufrir de molestias en los pies producida por una malformación o por alguna actividad deportiva, debes acudir al uso de plantillas fabricadas a medida para ayudarte a aliviar esa incomodidad. 

Algunas dolencias que las plantillas hechas a medida pueden mejorar

Las plantillas están diseñadas para tratar un tipo de lesión o dolencia específica de los pies. Se elaboran con materiales duraderos de excelente calidad, que absorben impactos y se adaptan a factores como el peso del usuario y / o la actividad que realiza. 

A continuación, te presentamos las dolencias más comunes y qué tipo de plantilla específica se recomienda para cada caso:

Fascitis plantar

La fascitis plantar ocurre cuando se inflama el tejido que se encuentra en la parte posterior del pie y provoca un dolor constante en el talón. Esta afección es común entre los corredores, las personas con sobrepeso y aquellas que utilizan calzado que no brinda un apoyo adecuado.

Cuando se padece esta dolencia es muy conveniente realizar un estudio de pisada.

¿Qué tipo de plantilla se debe usar?

La causa más probable de la fascitis plantar es el apoyo incorrecto de la extremidad. El uso de las plantillas adecuadas es un tratamiento muy efectivo. En la primera etapa de esta dolencia es recomendable utilizar unas taloneras de buena calidad que amortigüen el impacto directo del talón al caminar. La elevación del talón alivia la tensión y puede ayudar a calmar el dolor.

Plantillas para Juanetes

Los juanetes son causados por la deformación de la primera falange del dedo gordo del pie. Provoca una desviación del dedo que se presiona contra el dedo contiguo (en algunos casos llega a montarse sobre él). Esta dolencia afecta más a las mujeres por el uso de calzado con tacón alto y estrecho en la puntera.

¿Qué tipo de plantilla se debe usar?

Si el juanete no está muy desarrollado, se puede usar una plantilla especial que mejore el apoyo y la biomecánica del pie. La plantilla adecuada logra que el apoyo del pie sea más acolchado y por tanto que el impacto sea menor. Ayuda a que el pie no se deslice y se quede en su lugar evitando así que ejerza presión sobre los dedos. 

También se puede utilizar separadores de dedos o protectores de juanetes que evitan la fricción y previenen una posible irritación de la zona afectada.

Plantillas para pies planos

Esta afección se caracteriza por la ausencia de la bóveda plantar (arco). Cuando alguien que sufre de pies planos camina, ejerce presión sobre toda la planta y se produce una huella totalmente plana. Esta dolencia provoca inflamación en el área lateral de la extremidad y afecta las articulaciones como rodillas, caderas y columna.

¿Qué tipo de plantilla se debe usar?

Las plantillas que ayudan a aliviar esta dolencia crean una compensación en la pisada y reproducen la forma normal del pie. Un abultamiento en la zona afectada permite simular la estructura correcta de la planta del pie y hace las funciones del arco. Usar la plantilla adecuada disminuirá los dolores y las molestias en tobillos, rodillas y caderas.

Metatarsalgia

Es una pérdida de volumen de la planta del pie en la zona de los huesos metatarsales, que son los que permiten el movimiento de los dedos de los pies. Esto tiene como consecuencia que el impacto contra el suelo sea más fuerte y en muchas ocasiones muy doloroso. Los síntomas normalmente son inflamación de la zona afectada y sensación de hormigueo.

Una de las principales causas de esta afección es el calzado femenino, ya que todo el peso del cuerpo recae en la zona de los metatarsos.

¿Qué tipo de plantilla se debe usar?

Para tratar esta dolencia se recomienda usar unas plantillas que permitan amortiguar los pasos y el peso del cuerpo. Las mismas ayudarán a que el peso se distribuya uniformemente por toda la planta y evitan el impacto sobre la zona dañada. Otro elemento que ayuda a reducir el dolor es un corazón metatarsal que se coloca sobre el área afectada y provoca un alivio inmediato en la pisada.

Usar plantillas bajo prescripción

Las plantillas son un excelente tratamiento para las afecciones en los pies, tobillos y pantorrillas, sin embargo, antes de comenzar a usarlas es prudente la revisión y prescripción por parte de un fisioterapeuta profesional. Este experto de seguro será capaz de recomendarte la mejor opción, a la par de que evitará una elección o uso incorrecto.

En nuestro centro de Fisioterapia de Santander, encontrarás los mejores profesionales que te ayudarán para que tengas una plantilla a medida de tu pié.