Han sido casi dos meses de confinamiento, en unos casos entrenando con muy bajas cargas y en espacios muy reducidos, y en otros pasando a una vida totalmente sedentaria.

Ahora que estamos en la fase de desescalada, empezamos a planificar nuestro calendario atendiendo a las restricciones y respetándolas al máximo, pero planeando objetivos en nuestros entrenamientos.

La mayor parte de las veces la vuelta a la actividad se convierte en un error habitual si lo hacemos por nuestra cuenta y no de la mano de un profesional. Para ello, es muy importante centrarnos en una serie de principios básicos.

6 PRINCIPIOS BÁSICOS PARA LA VUELTA A LA ACTIVIDAD

 

 1 # PRINCIPIO DE LA INDIVIDUALIZACIÓN

Cada persona responde de forma diferente al mismo entrenamiento, por lo tanto, es muy importante la individualización de estos en todos sus factores.

 

2 # PRINCIPIO DE ESPECIFICIDAD

Debemos atender al tipo de entrenamiento realizado, de tal forma que este sea específico al sistema de energía, al grupo muscular y al tipo de movimiento que buscamos para nuestro objetivo.

 

3 # PRINCIPIO DE ADAPTACIÓN

Nuestro organismo tiene la capacidad de adaptarse rápidamente al ejercicio físico, el cual genera un desgaste y una disminución momentánea de nuestro rendimiento. Tras esto viene una necesaria recuperación, que si se hace de forma adecuada nos lleva a iniciar nuestro entrenamiento desde un nivel superior al anterior, llamando a esto supercompensación.

4 # PRINCIPIO DE PROGRESIÓN

Existe en nuestro organismo la capacidad de resistir esfuerzos cada vez más grandes, de tal forma que podamos unir cada fase de supercompensación hasta llegar al nivel deseado. También conocido como Principio del aumento progresivo de la carga de entrenamiento, basado en el aumento gradual de las cargas en el entrenamiento, el volumen y la intensidad de los ejercicios realizados.

 

5 # PRINCIPIO DE LA CONTINUIDAD

Llevar a cabo la práctica de cualquier deporte o actividad física de forma frecuente, nos permite aprovechar los efectos positivos que nos da cada supercompensación. Por lo tanto, debe existir una continuidad idónea de tal forma que los descansos no sean excesivos, privándonos así de esas mejoras.

 

6 # PRINCIPIO DE ALTERNANCIA Y VARIEDAD

Es importante alternar las cargas de trabajo en función de las capacidades físicas a trabajar, de tal forma que, entre una sesión y otra, aunque exista un tiempo de recuperación corto, el trabajo de una no interfiera en la recuperación de la anterior.

Lo mismo con la variedad, debemos dar a nuestro cuerpo estímulos diferentes, de tal forma que nuestro organismo no se estanque en estímulos concretos, de ahí la importancia y el auge actual de trabajos funcionales y crossfit.