Nutrición

NUTRICIÓN en SANTANDER

Conoce la importancia de la Nutrición en Santander gracias a Losada y Asociados.

La alimentación es la pieza clave para evitar enfermedades a largo plazo durante la vida. Por su parte, la fisioterapia es una herramienta que se encarga de recuperar la movilidad en el cuerpo del paciente y mantenerlo por más tiempo. Como es indispensable que el paciente coma bien para que el cuerpo responda acorde a los tratamientos, es lógico que la nutrición en la fisioterapia sea elemental.

Ambas ramas médicas se conectan, pues los profesionales de un área hacen recomendaciones con relación al ámbito del otro. Asimismo, no es raro encontrarse con fisioterapeutas que incluyan dentro de sus tratamientos un espacio diseñado para mejorar la alimentación.

Ahora bien, mediante la nutrición en la fisioterapia se pueden tratar trastornos muscoesqueleticos. No se trata para nada de la invasión al trabajo de otro profesional, sino más bien su complemento. Lo positivo de esto es que las personas obtienen sesiones terapéuticas más completas y una reducción en el tiempo de rehabilitación.

¿Cómo de importante es la nutrición en la fisioterapia?

Los alimentos que ingieren las personas influyen directamente en sus valores sanguíneos. Los aumentos y descensos exagerados de nutrientes en el organismo acarrean dificultades médicas que disminuyen la calidad de vida. En este sentido, es evidente que la actividad física actúa sobre la alimentación y viceversa. Por ello es que los médicos recomiendan realizar ejercicios para fortalecer la inmunología del paciente. Asimismo, comer de manera sana favorecerá el rendimiento a la hora de realizar trabajo con el cuerpo.

Afortunadamente existen medios de control que nos permiten tomar medidas para mejorar la salud cuando se descuida. Una de estas herramientas se encuentra en la fisioterapia. Esta ayuda a estudiar específicamente los efectos que pueden generar en la salud aquellos productos que consuman.

Por ejemplo, si el tejido muscular de un paciente presenta una lesión, se le puede recomendar un mejoramiento en su hidratación, vitaminas y minerales, proteínas e hidratos de carbono. De esta manera se contribuye en facilitar un proceso interno del cuerpo. Por su parte, una adecuada alimentación durante un proceso de rehabilitación será imprescindible para regenerar las células que mueren. Sin una dieta rica en proteínas, carbohidratos, frutas y verduras las personas tardan más en recuperarse de las enfermedades o de las lesiones musculares.

Implicaciones de la alimentación en la rehabilitación física

La rehabilitación física viene muy condicionada por lo que las personas comen. Por eso, la nutrición en la fisioterapia es fundamental para el mejoramiento de las lesiones muscoesqueléticas. Al respecto, cabe destacar que la genética se sostiene en un 99% de los factores externos. Significa que el pensamiento sobre personas sufriendo las mismas enfermedades de sus padres no es tan real como se cree.

Entonces, cosas tan naturales como el clima, el estrés y la alimentación tienen un papel fundamental en la salud de las personas. Por ejemplo, si de regenerar el tejido muscular se trata, la hidratación es lo más recomendable.

Esto pasa porque el cuerpo humano está formado por un 60% y 70% de agua. Lo anterior, significa que tomar la suficiente agua para mantener al cuerpo abastecido ayudará mucho a recuperarse de los daños durante un proceso de rehabilitación. 

Azucares y grasas en la nutrición

Otro caso a evaluar en la nutrición durante un proceso de rehabilitación o terapia es el azúcar. Se supone que el organismo lo asimila cada cierto tiempo como un medio para obtener energía. No obstante, abusar provocaría un aumento en el nivel de insulina, haciendo que hasta la más mínima ingesta de azúcar produzca altas dosis de glucosa en la sangre.

Por ende, aumenta la grasa en el cuerpo y de esa manera se facilitan los procesos inflamatorios. Así que en vez de reducirse con el tiempo, la grasa impediría el descenso normal de dicha inflamación y, por lo tanto, del dolor.

Una última implicación de la nutrición en la rehabilitación que sirve para ejemplificar se puede encontrar en las grasas buenas. Estos ácidos grasos insaturados son muy importantes para que el organismo funcione correctamente. Especialmente esta sustancia ayuda a regular los procesos inflamatorios y la presión arterial

Es fundamental lograr una armonía entre el omega 3 y omega 6. El profesional a cargo de la persona debe conocer muchos otros ejemplos, como el antes citado, a la hora de rehabilitar a sus pacientes. Lo que es seguro es que, con un sano equilibrio alimentario, se lograrán mejoramientos profundos en la salud.

¿Cuál es el rol del fisioterapeuta en la nutrición?

Los ejercicios controlados que las personas realizan en sus sesiones fisioterapéuticas influyen también en los alimentos que consumen. En el caso de la diabetes se ha demostrado que la fisioterapia ayuda a prevenirla. En este sentido, resulta que los ejercicios aereóbicos ayudan a los pacientes a disminuir la glucosa en su sangre sin la necesidad de usar medicamentos. Asimismo, el flujo sanguíneo y la presión arterial mejoran.

Entonces, el rol de la fisioterapia en la nutrición consiste en actuar como un preventivo, mediador y ejecutor de los efectos de la alimentación en cada persona. Lo que una buena dieta cubre, pues los ejercicios la complementan y lo potencian. A su vez, La ésta ayuda a que los efectos de la buena comida se multipliquen, conserven y así produzcan resultados positivos. Esto junto a la disminución del estrés, evitar fumar y beber en exceso. 

CONTACTA

Rellena el formulario y uno de nuestros especialistas se pondrá en contacto contigo para darte el mejor asesoramiento.